CAIDBA
+54 11 2611-7562 (Consultas Médicas)
+54 11 5736-0874 (Kinesiología)

Centro de Atención Integral del Dolor Buenos Aires


Fundación CAIDBA
XXV Workshop CAIDBA

Próximamente

Información
Fundación CAIDBA
Postgrado Universitario

de Entrenamiento de TID para Dolor Crónico Refractario | Promoción 2024 / 2025

Abierta la inscripición
Seguridad
Cuadros de dolor

frecuentemente tratados

Conozca más


Para el abordaje kinésico CAIDBA enseña a cada paciente su rol para rehabilitar su función o recuperar su cuerpo luego de haber sufrido cuadros de dolor agudo o crónico. Se evalúa cada paciente utilizando técnicas basadas en la evidencia para dar respuesta a la necesidad individual y la realidad actual de la persona con dolor. Se realiza una evaluación de la condición específica o patología por la que fue derivado, y se aplica un tratamiento basado en ese paciente particular y su situación personal, laboral, familiar y social para promover un alivio duradero en el que el paciente desarrolle sus propias herramientas aliviando su padecimiento y mejorando su calidad de vida.

Para el abordaje Médico CAIDBA se basa en el diagnóstico presuntivo, a través de un examen clínico completo incluyendo técnicas bajo imágenes cuando es necesario para confirmar el diagnóstico del mecanismo y la estructura anatómica responsables del dolor. Luego se realiza el tratamiento específico para buscar el alivio sostenido del dolor utilizando técnicas regenerativas, radiofrecuencia, neuroablativas, tecnologías de neuromodulación, implante de electrodos, infusión de fármacos, estabilización ósea, liberación de adherencias, entre otras.

El paciente con dolor crónico refractario sin respuesta a diversos tratamientos actuales es nuestro centro de atención. La comprensión de los cambios en la evolución del conocimiento sobre las bases biológicas del dolor en las distintas situaciones clínicas (desde casos sin evidente base física demostrable en sus estudios hasta evidentes neuropatías, traumatismos o cáncer) serán esenciales para ayudarlo a recuperar sus funciones y mejorar su calidad de vida.

La Medicina del Dolor actual tiene unos 100 años de historia cuando el uso de las técnicas utilizadas por los Médicos Anestesiólogos se aplicaba en pacientes operados como el mejor recurso para tratar el dolor. Los pacientes amputados, con heridas de proyectiles, pacientes con cáncer, traumatizados, y con dolores crónicos generados por diferentes enfermedades (neurológicas, reumáticas, musculoesqueléticas, etc.) se podían manejar con los bloqueos anestésicos.

Pioneros como el Dr John Silas Lundy Jefe de Anestesia y Dolor de la Clínica Mayo y Presidente de la ASA (Sociedad Americana de Anestesiología) o el Dr John Bonica que fue Presidente de la Federación Mundial de Anestesiólogos, rápidamente advirtieron que existían formas de dolor intratable o patológico, y que más allá de la eficacia en la aplicación de aquellas técnicas para Bloqueos Diagnósticos previo a los Terapéuticos que enseñaban hace 80 años en la Residencia de Anestesiología, era indispensable realizar una asistencia interdisciplinaria integral considerando principalmente terapias físicas y psíquicas, sin las cuales en muchos casos era imposible un control adecuado del dolor.

El dolor más allá de ser una respuesta del cerebro a la activación de receptores en alguna parte del cuerpo, es conocido como un síntoma, pero cuando se hace crónico se lo reconoce como una enfermedad por su ausencia de respuesta a los tratamientos convencionales (Dolor refractario). Sus consecuencias (depresión, discapacidad, insomnio) expresan la complejidad del problema biopsicosocial que necesita ser comprendido y enseñado al paciente para guiarlo hacia una solución verdadera.

Equipo de Salud del Centro CAIDBA